Cómo tener internet más rápido: 7 trucos caseros

Si bien cambiar el plan a uno con más velocidad es siempre una gran opción, también se puede optar por implementar algunos cambios en el hogar y mejorar el servicio sin intermediarios. 

El servicio de Internet se convirtió paulatinamente en el más importante de muchas personas, ya que además de utilizarlo para trabajar, permite a los usuarios leer noticias, ver videos en diferentes plataformas, películas y series, chatear con familiares o amigos y hasta jugar en línea. Por eso, conocer trucos sobre cómo tener Internet más rápido siempre es beneficioso. 

Para consultar cómo tener Internet más rápido, hay personas que suelen comunicarse con la compañía proveedora, y ellos lo solucionan cambiando el plan por uno con más megas y velocidad. Sin embargo, hay otras opciones que pueden hacerse de manera casera antes de cambiar el plan y, por consecuencia, incrementar el precio del servicio. 

7 trucos caseros para tener internet más veloz

1- Tan fácil como contratar internet fibra óptica 

El internet por fibra óptica es una tendencia que no para de crecer en todo el mundo por sus múltiples beneficios: es más rápido que todos los demás, es igual o más económico que el Internet por cable, y como si todo esto fuera poco, es más amigable para el medioambiente. Además, en Argentina, ya es uno de los más comercializados por las empresas proveedoras del servicio. 

2- Colocar el módem en el centro de la casa y en una posición elevada 

Cuanto más cerca estén los usuarios del módem, mejor será la señal del WiFi.  Es por eso que se recomienda ubicar el módem en un punto céntrico del hogar o la oficina y en una posición elevada. De esta manera, el internet podrá llegar con mejor señal a todos los rincones. 

3-  Alejar el módem de otros aparatos electrónicos 

La mayoría de los aparatos electrónicos emiten señales que pueden interferir con el WiFi del módem. Por eso, lo ideal es instalarlo en un punto que no se acerque demasiado a teléfonos inalámbricos, televisores, u otros dispositivos. 

4- Cerrar las pestañas del navegador 

Al tener muchas pestañas abiertas, es probable que el internet comience a funcionar más lento. Por eso, dejar abierto solo lo que se utiliza en el momento es una gran opción.

5- Los videos, en baja 

Aunque ver videos en alta definición siempre es preferible, no siempre es necesario. Por eso, cuando se estén mirando videos, escuchando música o incluso disfrutando de una maratón de películas o series, si se notan cortes en el internet, lo mejor es bajar la calidad de los videos, ya que una calidad más baja, cargará mucho más rápido. 

Esto es válido incluso para Netflix, que desde hace un tiempo, también permite elegir la calidad desde la configuración de la cuenta. 

6- Conectar sólo los dispositivos que se están usando 

Si el internet está conectado a la computadora, al celular, a la televisión y a alguna consola de juegos, por ejemplo, es probable que comience a funcionar más lento. En estos momentos, es fundamental apagar todo y dejar en funcionamiento únicamente el dispositivo que más se está usando o que es 100 % necesario. A veces, ocurre que el usuario ni siquiera sabe que tiene la televisión prendida, o que el celular está conectado a wifi y no se está utilizando. Por eso, estar atento a este punto es fundamental.  

7- La clásica: desenchufar y enchufar el módem

Esta actividad es la más realizada por quienes sienten una falla en la velocidad de su servicio o incluso para cuando directamente se corta el Internet. A veces, sucede que el módem no tuvo ningún descanso en días, y desconectarlo de la corriente puede hacer que reinicie y recupere la velocidad inicial.