¿Cómo elegir el servicio de Internet correctamente?

Cuando estás por contratar Internet, ya sea para tu casa o una empresa, siempre hay que considerar ciertos factores que van a ser importantes al momento de tomar la decisión. Uno de ellos es saber cuántos van a ser los usuarios y qué cantidad de dispositivos funcionarán de modo simultáneo.

Si querés navegar a un nivel superior, lo más recomendable es que analices bien qué te ofrece cada compañía para optar por la mayor cantidad de megas posibles, al mejor precio. En algunas empresas, como Movistar, tienen paquetes de Internet WiFi de 100 MB o 300 MB, además de ofrecer el servicio de cable. Esa cantidad de megas deberían ser suficientes para que puedas realizar todas tus actividades sin sufrir ningún tipo de inconveniente.

Tips para tener el mejor Internet

Cuando te encuentres en el momento de seleccionar un plan de Internet, se recomienda que conozcas algunos aspectos técnicos para que te quedes con el que más se ajuste a tus necesidades. La inversión debe valer la pena, sobre todo si el uso será familiar.

Para comenzar, podríamos remarcar que una gran cantidad de empresas ofrecen Internet a través de fibra óptica y otras con el cableado tradicional. Sin lugar a dudas, el uso de la fibra óptica es mejor porque su velocidad de navegación es superior, debido a que tiene la ventaja de no sufrir ningún tipo de interferencia. Estos cables están compuestos por hilos muy finos -generalmente de vidrio- y los cables comunes suelen ser de cobre. Entonces, lo mejor sería contratar Internet por medio de la fibra óptica.

Un punto que no debemos olvidar es el módem. Unos años atrás, se colocaba un aparato externo para que la señal tuviese alcance en todos lados. En la actualidad, todo cambió porque la señal que se emite es inalámbrica. Es interesante conocer cuál es la capacidad de transmisión que tiene el módem y a qué tipo de red se conectará para navegar.

Para entender un poco más cómo funcionan los módems vamos a intentar detallar a través de qué velocidades pueden llevar a cabo la navegación. Por lo general, tienen dos velocidades: 2.4 o 5.4 Ghz. Por supuesto que los aparatos más modernos reconocen más rápido esta última opción ya que posee mayor capacidad que la primera. Más allá de la velocidad del equipo, sería importante consultar antes de la instalación si la señal llegará a cubrir todos los ambientes o si tendrás que sumarle un amplificador extra para lograrlo.

Además de todo lo anterior, no podés dejar de lado qué velocidad de Internet querés o precisás que tenga tu servicio para poder realizar tus actividades de todos los días. No es un dato menor, ya que repercutirá en el tiempo de carga de las páginas, la descarga de archivos o la reproducción de videos. Si solo necesitás enviar mensajes de Whatsapp o buscar algún dato en Internet, un plan de 20 Mb podría servirte. Pero, si tenés que conectar varios dispositivos a la vez, deberías pensar en uno de 50 MB en adelante.

Sin embargo, para dar el salto de calidad, los mejores planes son los de 100 MB o 300 MB. Estos te posibilitarán el hecho de estar todo el día conectado a distintos dispositivos, como computadoras, celulares y televisores y que varias personas usen Internet sin interferir en las tareas de los otros.

Si sos de las personas que prefieren los contenidos online, como las series o películas y trabajás desde tu casa o son muchos los que utilizan Internet, estos planes son los que más beneficios otorgan.

 

Deja un comentario