¿Cuáles son los mejores celulares: iPhone o Android?

¿iPhone o Android? Esta es de las preguntas más comunes entre los entendidos de tecnología al momento de renovar el celular. Tenés que saber que no necesariamente hay un sistema operativo mejor que otro, sino que cada uno cumple con necesidades diferentes, como es lógico ante las demandas del mercado.

 

Más allá de las diferentes marcas que ofrecen dispositivos con sistema operativo Android, la diferencia con respecto a iOS es enorme. La elección de una experiencia o de otra va a ser determinada por varios factores a considerar. En caso de que te hayas decidido por comprar un iPhone y  quieras ver los modelos disponibles en Argentina, hacé clic acá. Si tenés dudas aún respecto a qué elección tomar, quédate a ver algunas consideraciones a evaluar.

Ecosistema

Un ecosistema tecnológico es la conexión que tienen diversos productos tecnológicos alrededor de de una tecnología en concreto. Entendiendo esto, la diferencia más importante entre iOS y Android, es que el primero es cerrado y el segundo es abierto. Esto significa que los iPhone es exclusivo en su modificación de sistema operativo por la propia Apple.

 

En el caso de los iPhone, la compatibilidad de gadgets de marcas diferentes disminuye mucho, pero la experiencia es increíble si tenés más dispositivos de Apple. Todo se sincroniza a la perfección y hace posible aprovechar al máximo las capacidades de cada producto. De igual manera, aunque no hayas comprado otros artículos de Apple, tendrás aún así una excelente usabilidad, solo que no será la más óptima posible.

 

Por parte de Android, podés conectar el celular a cualquier dispositivo y funcionará, tanto unidades de almacenamiento como teclados y mouse externos. Solo necesitás un OTG, que es un adaptador USB tipo C o micro USB a USB tipo A o de tamaño completo. Si no tenés ese cable, usá la conexión Bluetooth para aprovechar esas funcionalidades. Además, si querés modificar algo dentro del sistema operativo, también podés hacerlo. Hay muchas opciones al ser un sistema de software libre.

Actualizaciones y durabilidad

 

Al ser Apple el único fabricante y mantener la exclusividad de sus productos, resulta muy fácil que mantengan sus dispositivos actualizados. Los celulares iPhone estarán al día y tendrán soporte impecable durante varios años. Esto hace que sean dispositivos que duran varios años con compatibilidad absoluta de todos las aplicaciones de iOS.

 

En Android la situación es diferente. Al estar diversificada la producción de dispositivos entre varios fabricantes, si querés estar al día con las actualizaciones, tenés que adquirir el celular más potente de cada marca. Y eso no necesariamente garantiza que el fabricante siga actualizando el terminal un par de años después. Este es uno de los problemas al tener cada marca autonomía con respecto a Google. Al mismo tiempo, al ser Android un sistema operativo abierto, la comunidad en Internet hace ROMs, que son modernizaciones de la versión que tiene el dispositivo.

Rendimiento

El rendimiento de los iPhone suele ser muy bueno, aunque tengan ‘peores’ especificaciones técnicas que smartphones de otras marcas. La causa es que son terminales optimizados para el sistema operativo y con un hardware diseñado especialmente para éste. La falta de potencia bruta no es ningún inconveniente, ya que aún así los resultados obtenidos en su uso son muy buenos. Esto se logra gracias a la optimización obtenida por la buena relación entre componentes y el software.

 

En Android hay una gran variedad de potencias y dispositivos, aún dentro de las mismas marcas. Aunque haya celulares muy baratos, no necesariamente valdrán la pena por el pobre rendimiento que presentarán después de unas semanas de uso. No es necesario que sea un terminal de última generación, pero si buscás algo que te dure un par de años, invertí un poco más para mantener buenos resultados con el tiempo.

 

Diversidad de modelos

En Android hay infinidad de modelos disponibles de muchas marcas. Podés decidir qué celular querés acorde a la que guste, sea darle prioridad a la cámara, a la capacidad de la batería o al tamaño de la pantalla, por ejemplo. Es ideal si lo que querés es darle prioridad a un factor sobre otro o si querés un diseño determinado. Hay celulares para todos los gustos.

 

 

 

Apple tiene muy pocos modelos de iPhone disponibles, aunque los últimos años ha ido cambiando este aspecto. Cada vez desarrolla celulares con mayor frecuencia y acorde a las demandas del mercado, como aumentando el tamaño de pantalla o dando variedad de presentaciones del mismo modelo para dar opciones a sus compradores. Aún así, si querés originalidad, estos celulares no son los adecuados para vos.

Deja un comentario